Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Underground Football | mircoles 26 de abril del 2017

Scroll to top

Top

No Comments

Tulipanes de mármol – Holanda 1988

Tulipanes de mármol – Holanda 1988

Probablemente si le hablas a alguien de la historia de la selección neerlandesa, lo primero que le venga a la cabeza es Johan Cruyff y su generación de los setenta. Un equipo capaz de firmar el que para muchos fue el mejor fútbol que se ha visto en un terreno de juego, llegando a su punto más álgido durante el Mundial de 1974. Sin embargo, aquella selección llegó a dos finales mundialistas y en ninguna consiguieron hacerse con la victoria. Siempre se quedaron a las puertas. Tuvieron que pasar diez años para que Holanda pudiese levantar su primer y, hasta ahora, último título como selección nacional.

Ganaron como mejor saben, jugando al fútbol. Valorando la posesión como merece y dominando los minutos a partir del balón. Con jugadores jóvenes de un talento excepcional a los que solo les hacía falta un sistema que explotase sus características individuales al máximo para asegurar el triunfo. Cerrando el círculo de la época más gloriosa del fútbol neerlandés, el hombre que hizo esto posible no podía ser otro que Rinus Michels. El mismo que catorce años atrás había construido una máquina de fútbol casi perfecta. Los héroes de la victoria fueron van Basten, Gullit o Koeman, entre otros, pero alguno también se acordaría de Cruyff, Neeskens o Ruud Krol.

Así, los hijos pudieron conseguir lo que nunca lograron los padres. Fueron ellos quienes ganaron, pero no sin antes haber aprendido frente al televisor cómo debían hacerlo.

Esta es su historia.

DESCARGAR EN MEGA -> VERSIÓN PDF

VISUALIZAR EN ISSUU -> VERSIÓN ONLINE

Envía su comentario

dos × 1 =