Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Underground Football | mircoles 26 de abril del 2017

Scroll to top

Top

No Comments

La familia Moyano y un partido que divide aguas

La familia Moyano y un partido que divide aguas
Nicolás Galliari

“Poné plata, Moyano”. “Presentate vos, Hugo”. Las palabras de los hinchas de Independiente actuaban como un bálsamo para Hugo Moyano. El club había sido arrasado por conducciones irresponsables que lo llevaron incluso al descenso a segunda categoría. El hombre en cuestión había aportado dinero cuando no existía lugar de dónde sacarlo, tuvo lugar como vocal durante la gestión de Julio Comparada y goza aún de un palco familiar. De todos modos, ahora disfruta de ese sitio para ver los juegos como presidente de la institución de Avellaneda.

Moyano es uno de los representantes sindicales más fuertes que ha tenido Argentina en su historia

Es necesario situarnos en contexto. Moyano es uno de los representantes sindicales más fuertes que ha tenido Argentina en su historia. Fue líder de la Confederación General de Trabajadores (CGT) por doce años, hasta que a mediados de 2015 decidió encontrar nuevos desafíos en el fútbol. Se alió primeramente al kirchnerismo (por el presidente Néstor Kirchner, que gobernó entre 2003 y 2007), aunque la relación entró en decadencia cuando Cristina Fernández subió al poder. Sin mostrar un apoyo discursivo a Mauricio Macri, electo hace 18 meses, se distanció del gobierno saliente. De carácter fuerte y presencia, el líder sindical peleó por subas salariales y aperturas de paritarias hasta sus últimos días en la central. Muchos destacaron su capacidad de conducción para abogar por mejores sueldos de los trabajadores, amén de un léxico limitado. Convocó a diferentes paros generales que frenaron, entre otras cosas, producciones y transporte. Un paro general que, ya sin Moyano, la CGT repitió en las últimas semanas a la actual administración nacional.

Para algunos, Moyano es un corrupto y un patotero. Para otros, un defensor de los trabajadores que luchó contra el modelo neoliberal. Pero para todos es el sindicalista más poderoso de la Argentina. Se identifica con el estadounidense Jimmy Hoffa, vinculado con la mafia. Es un gremialista con ambiciones desmedidas, líder de un clan familiar que incluye empresas y propiedades” – Libro “El Hombre del Camión”, de Emilia Delfino y Mariano Martín.

Sin embargo, la relación de la familia Moyano con el fútbol comenzó en los albores del presente siglo. Miembro del gremio de Camioneros -Hugo fue haciéndose un lugar cada vez mayor desde muy joven-, desde 2007 su hijo Pablo preside el Club Atlético Social y Deportivo Camioneros. Y el destino, insólito destino, estimó que ambos clubes, Independiente y Camioneros, deberán enfrentarse en 1/32 de final de la Copa Argentina. Ambos clubes liderados por la misma familia, dentro de un fútbol argentino que lejos está de las Sociedades Anónimas. Por el contrario, su carácter de Asociaciones Civiles los ha llevado a negar esa posibilidad.

Camioneros actúa en la cuarta categoría, después de consagrarse en el Torneo del Interior

Camioneros surgió a partir de la idea del gremio de organizar un campeonato interno en el que solo pudieran competir empresas afiliadas. En 2004, el certamen comenzaba a ser un éxito, con 25 conjuntos. Lo fue todavía más al año siguiente, cuando la cantidad de equipos ascendió a 80. De allí, el buen nivel de algunos jugadores derivó en la formación de un seleccionado que pronto comenzaría a jugar en la Liga Lujanense de Fútbol, uno de los tantos campeonatos del interior argentino. Así, el equipo del partido de Esteban Echeverría daba un salto, e iría añadiendo continuamente diferentes disciplinas como boxeo, atletismo o vóley.

El estadio de este club se llena todos los fines de semana por aquellos que apoyan al gremio de los camioneros

El buen hacer de la escuadra verdiblanca, que posee lógicamente un camión en su escudo, se tradujo en la posibilidad de participar en el Torneo del Interior. Al principio, lo hizo con el nombre de “Club Mutual de Trabajadores Camioneros 15 de diciembre”. En 2009 se fundó la entidad y adquirió la denominación que aún mantiene. Posteriormente, al ser uno de los dominadores de la competencia del interior, obtuvo en 2013 el ascenso al Federal B, cuarta categoría del fútbol argentino. Su estadio, todos los fines de semana, se llena de aquellos que apoyan al gremio de los conductores de camiones.

Moyano padre, el líder del clan, ha sido últimamente un actor principal de los nuevos caminos que adoptó la Asociación del Fútbol Argentino. Mientras Pablo conduce los destinos del club que fundaron juntos hace casi una década, y Facundo es vicepresidente de Alvarado de Mar del Plata (tercera categoría), Hugo utilizó el predio del sindicato para comenzar a tejer alianzas. El quincho del lugar fue escenario de muchos asados entre las interminables pujas dirigenciales de poder que azotaron el fútbol nacional. A fines de marzo, Claudio Tapia fue electo presidente, siendo Daniel Angelici (mandamás de Boca y hombre de peso del macrismo) y Hugo Moyano los vicepresidentes. Tapia está casado con una de las hijas de Hugo.

“Estoy acostumbrado a apretar, no a que me aprieten” – Hugo Moyano, en tono jocoso, durante el paro de Futbolistas Argentinos Agremiados que demoró el regreso del fútbol nacional.

Hugo Moyano es uno de los actores principales de la nueva AFA, con Tapia como presente

En el pasado mes de julio, un amistoso de pretemporada sirvió al Rojo para medir sus fuerzas en un duelo no tan disputado ante la otra institución moyanista. Nadie imaginó que, diez meses más tarde, un sorteo colocaría a ambos equipos en una fase de eliminación directa. “Si había algún club al que no queríamos enfrentar, ese era Independiente”, manifestó Guillermo Calleri, padre del delantero del West Ham y entrenador de Camioneros.

Fuente imagen principal: chajarivirtual.com.ar

Envía su comentario

cinco + 1 =